5 PREGUNTAS CLAVE PARA ELEGIR TU COLCHÓN

¿QUÉ COLCHÓN COMPRAR SEGÚN EL PESO Y ESTATURA?

Si eres “de hueso ancho”, necesitarás un colchón más firme que te ofrezca una sujeción uniforme y evite el efecto de barca. Por el contrario, las personas más ligeras necesitan un colchón más flexible que reparta bien el peso.

En cuanto a las medidas, el colchón debería ser, al menos, 10 cm más largo que lo que midas. En caso de una cama de matrimonio, la persona más alta es la que servirá como referencia.

El grosor del colchón debería ser de, al menos, 15 cm para asegurar el confort.

Para el ancho, lo recomendable sería una cama entre 90 y 105 cm si vas a dormir solo y entre 150 y 160 para camas de matrimonio.

¿DUERMES SOL@ O ACOMPAÑAD@?

Si duermes en pareja, agradecerás un colchón que absorba bien el movimiento, de manera que no te molesten los cambios de postura de la otra persona. Los que mejor lo consiguen son los de viscoelástica, látex y muelles embolsados.

¿EN QUÉ POSTURA SUELES DORMIR?

Si duermes boca arriba, te conviene un colchón más bien duro para evitar malas posturas de la columna vertebral, especialmente a nivel cervical (nuca) i lumbar (base de la columna).

Si duermes de lado, necesitarás un colchón de dureza intermedia, que se adapte a la forma de tus caderas y hombros.

Si duermes boca abajo te vendría bien un colchón más bien blando para evitar malas posturas en la zona del cuello y no forzar demasiado la torsión de la columna.

¿TE MUEVES MUCHO?

Si eres de los que cada noche bate récord olímpico de giros en la cama, necesitarás un colchón más bien firme que te permita moverte sin esfuerzo. Sin embargo, algo demasiado duro, como un futón, tampoco será adecuado, ya que podría provocarte malos gestos al cambiar de postura.

Además, necesitarás que sea un colchón que se adapte bastante, puesto que dormirás en varias posturas distintas a lo largo de la noche.

En cambio, si te mueves poco, la elección del material y la dureza se regirá principalmente por la postura en la que sueles dormir.

¿ERES FRIOLER@ O CALUROS@?

La transpirabilidad (ventilación) del colchón viene dada por los materiales que lo componen. Si permiten que pase mejor el aire, el vapor que genera tu cuerpo se disipa más fácilmente, por lo que se acumula menos calor.

  Si eres de los que se destapa con frecuencia por las noches o vives en un lugar con veranos calurosos, posiblemente te interesen los colchones de muelles, que son los que ofrecen mayor transpirabilidad y son más frescos.

TIPOS DE COLCHONES SEGÚN EL MATERIAL

material colchón

Existen varios tipos de materiales, y de por sí ninguno es mejor que otro. Cada uno será más o menos recomendable según tus necesidades y preferencias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.