¿A qué hora debes hacer deporte para dormir mejor?

Si bien el ejercicio ayuda a conciliar el sueño, hay que saber en qué momento es adecuado practicarlo. Ya que si el ejercicio se realiza inmediatamente antes de ir a la cama, causará el efecto contrario. Para disfrutar de un buen descanso y un sueño reparador hay que practicar deporte en los horarios adecuados.

El indicador que nos muestra la mejor hora para hacer ejercicio es el ritmo circadiano de cada persona. Este ritmo biológico influye en la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y la presión en sangre. Indicadores que nos dirán cuando nuestro cuerpo está más dispuesto a la actividad física. Es algo que depende de cada persona. Sin embrago, suele guiarse por las fases de luz y oscuridad, y las estaciones del año. Durante el ejercicio nuestro cuerpo segrega endorfinas, lo que provoca el aceleramiento del organismo y su actividad nerviosa. Esta activación del sistema nervioso suele durar un tiempo, lo que sumado a situaciones de estrés, nervios, etc. Puede provocar que cueste más conciliar el sueño. Por ello, se debe tener en cuenta que el cuerpo necesita un periodo de reposo para bajar esa alteración provocada por el ejercicio. Si prefieres hacer ejercicio por la tarde-noche, lo ideal es unas tres horas antes de ir a dormir, para ayudar a que el cuerpo se relaje tras la actividad física. Si eres de los que prefieren madrugar para hacer deporte cualquier hora es buena. Sólo hay que tener en cuenta esa alteración o activación que produce el deporte.

Hacer deporte por la mañana

Los entrenamientos matutinos favorecen el descanso por las noches. Ya que hace que duermas más horas y experimentes ciclos de sueño más profundos. Hacer ejercicio al aire libre ayuda a recibir la cantidad de vitamina D diaria (gracias a la luz solar). Lo que ayuda a estar mejor y regula el ciclo de sueño y vigilia.

Hacer deporte por la tarde

Cuanto más tarde se practica deporte más puede fomentar el insomnio. Pero esto no es aplicable a todos los tipos de actividad física. Un paseo de una hora por la tarde aporta la cantidad diaria de actividad física necesaria y no nos hace dormir peor. Practicar actividades como el yoga o pilates por la tarde puede ser mejor que por las mañanas. Ya que son deportes más tranquilos y en los que al tener el cuerpo más caliente a estas horas, ayuda a que los músculos trabajen mejor y evitar lesiones. Los entrenamientos de actividades aeróbicas ayudan a conciliar el sueño por las tardes-noches. Los entrenamientos muy fuertes pueden provocar insomnio.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.