Cómo favorecer el descanso.

almohadasFavorecer el descanso es uno de los propósitos diarios a los que deberíamos prestar máxima importancia.
Dormir no es un lujo, es una necesidad vital. Imprescindible para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y para un desarrollo óptimo de nuestras actividades diarias.

Por ello, debemos prestar especial atención a todos lo referente al sueño y a favorecer el descanso. Ya que las buenas practicas que pongamos en marcha en este sentido, son una inversión de futuro en salud y calidad de vida. Dormir es esencial para nuestro aprendizaje y para el desarrollo de nuestra memoria. Dormir es vivir.

El sueño es esencial para la vida, tanto como comer o beber. La falta de sueño reiterada o la mala calidad del mismo, puede implicar trastornos muy graves para la salud física y psicológica del ser humano. Incluso la muerte, en casos extremos.

Aumentar la calidad del descanso y del sueño se traduce en un incremento de nuestra calidad de vida. Por lo tanto, es muy importante tomar conciencia y favorecer el descanso al máximo.

Un sueño reparador es la mejor fuente de salud y belleza.

Uno de los elementos que tenemos que tener en cuenta es el espacio donde vamos a dormir. El dormitorio suele ser el más común entre la población.  Aunque parezca mentira, el hecho de reservar un espacio exclusivo para descansar y dormir no siempre ha sido así.

De hecho, en la antigüedad las personas dormían tumbadas en el suelo o sobre una especie de colchón de paja en cualquier estancia. No existía un dormitorio como tal. Los primeros dormitorios surgen a partir del siglo XVI entre las clases altas y posteriormente se van imponiendo entre el pueblo.

Con lo cual, las costumbres relacionadas con el sueño y el descanso que hoy en día están establecidas son relativamente modernas.
Actualmente, existen diversos estudios científicos que demuestran la relevancia de la decoración y el emplazamiento del dormitorio y sus efectos directos sobre el sueño.
Un dormitorio ordenado transmite sosiego y nos invita al descanso.

Complementos que ayudan a favorecer el descanso

Dormir es de vital importancia para la regeneración del cuerpo. Por lo que debemos prestar especial atención al colchón y a la almohada que utilizamos para dormir.

Debemos observar periódicamente las condiciones de ambos ya que compartiremos horas muy importantes en nuestras vidas y fundamentales para nuestro bienestar.
Asimismo, debemos fijarnos en los materiales empleados para la fabricación tanto del colchón como de la almohada.

Por hacer un poco de historia acerca de la evolución del colchón. Nos podemos remontar a nuestros antepasados primitivos, que, al igual que algunas tribus de la actualidad. Se acomodaban en lechos de hojas secas, pieles o cualquier otro material que les aislara del suelo y les proporcionara confort.

Los faraones egipcios dormían en una cama fabricada de roble decorada con oro. Mientras que la gente del pueblo lo hacia en palmas inclinadas en las esquinas de sus casas.

Evolución en la fabricación de los complementos y productos para el descanso

Los primeros colchones como tal, consistían en una funda rellena de materiales orgánicos, como paja, lana, hojas, etc. que eran nido de pequeños insectos por lo que había que ventilarlos y airearlos periódicamente.

Los griegos y los romanos descansaban sobre colchones algo mas sofisticados que constaban de esponjosos almohadones de plumas de ganso y oca sobre catres de madera y pieles. Asimismo, los romanos también inventaron las camas de agua.

El individuo era reclinado en una cuna de agua tibia hasta que conciliara el sueño, luego lo trasladaban a otra adyacente provista de un colchón donde era mecido hasta dormir.

A partir de la época del Renacimiento los colchones de las clases acomodadas eran de terciopelo o seda rellenos de paja o plumilla y colocados sobre mallas hechas de soga.

Revolución del siglo XVII

Como revolución indiscutible en el siglo XVII se lanzo en Francia el colchón de aire. El tapicero del rey de Francia confeccionó una colchoneta neumática con hule impermeable que se empleaba para reposar mas que para que para dormir.

Ya en el siglo XVII se lanzaron en el Reino Unido, no sin grandes problemas, los primeros colchones de muelles. El gran obstáculo fue que, al tratarse de muelles cilíndricos no se comprimían, sino que se vencían hacia el frente y los laterales.

Hasta bien entrado el siglo XX, los colchones de lana fueron los más populares en Europa, incluso existía la figura del colchonero, que era un profesional que viajaba de pueblo aireando, rellenando y ahuecando los colchones de lana.

De esta manera hemos estudiado y evolucionando en la fabricación de nuestros colchones durante décadas con el único objetivo de favorecer el descanso.

La almohada

La almohada es algo muy personal. En ocasiones beneficiosa y en otras perjudicial para nuestra salud. Durante mucho tiempo se ha extendido la idea de que es más saludable dormir sin almohada, lo cual ha sido desmentido por médicos traumatólogos expertos en la materia.

La nuca es un punto muy sensible del cuerpo debido a que soporta la cabeza y ésta, a su vez, necesita un apoyo para que la columna vertebral permanezca en su posición natural y no quede sometida a ningún tipo de tensión. El hecho de dormir sin almohada puede conllevar un exceso de resistencia por parte del cuello, lo cual puede provocar que se acentué los dolores cervicales durante el sueño.

Antes de comprarla almohada debes tener en cuenta…

A la hora de decantarnos por una u otra almohada, lo esencial es tener en cuenta que la posición del cuello nunca debe ser forzada ni hacia delante ni hacia abajo. Aconseja el doctor Antonio Herrera, traumatólogo del hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Si la elección de la almohada no se lleva a cabo correctamente, corremos el peligro de aumentar las tensiones y dolores de la zona cervical en lugar de conseguir que estos remitan. Asimismo, otras de las consecuencias reseñables son los deterioros en la columna vertebral, la alteración de la elasticidad de la musculatura y, a medio o largo plazo, la disminución de la capacidad de concentración y rendimiento.

En cuanto a la forma, se puede distinguir entre:

– Tradicional: estrecha y larga.
– Mariposa cervical: con forma de mariposa, indicada para las dolencias cervicales.
– Cervical: corta, con forma cóncava y resaltes en su superficie. También indicada para personas con problemas cervicales.
En lo que se refiere al tipo de material empleado para la fabricación del núcleo interior de la almohada, existen las siguientes modalidades:
– Fibra: son las más comunes.
– Pluma: el relleno esta formado por plumas de ave, generalmente de oca.
– Látex

– Viscoelástica:

se trata de un material muy novedoso utilizado en las investigaciones tecnológicas de ámbito aeroespacial. Presenta grandes ventajas frente al resto de materiales gracias a sus propiedades físicas que liberan de la sensación de gravedad y alivian la presión.

Estas características diferenciales hacen de las almohadas de viscoelástica un producto único para proporcionar un descanso reparador y prevenir trastornos de cervicales y cuello.

Actualmente, este material se está imponiendo con éxito acaparando, cada vez, mayor cuota de mercado.

Si bien es cierto que el uso mas frecuente de la almohada es colocarla sobre el colchón para apoyar la cabeza en ella durante el sueño, existen otros usos de la misma que reportan beneficios notables para la salud y el descanso.

Consecuencias sobre la colocación de la almohada

Si coloca la almohada bajo las rodillas durante el sueño, conseguirá aliviar el dolor lumbar inferior debido a que esta postura reduce la curvatura de esta postura reduce la curvatura de esta zona de la espalda.

Si la colocas entre las piernas cuando duerme de costado, puede evitar el deslizamiento de la pierna superior y con ello, una posible torsión en la espalda.

Cuando duerme boca abajo, colocar una almohada relativamente plana por debajo del estómago, le puede ayudar a mantener recta la columna vertebral, con lo cual, lograra aliviar la tensión en la espalda.

En este caso particular, es aconsejable apoyar la cabeza directamente sobre el colchón para no arquear la columna.

Esperamos que todos esta información sobre cómo favorecer el descanso os sea de ayuda. Desde Colchonería Hiberno os ofrecemos  un servicio  personalizado que os ayudará a elegir correctamente a conseguir cualquier producto de forma correcta.

También os puede interesar https://hibernocolchoneria.com/trastornos-del-sueno-como-combatirlo-hiberno-colchoneria/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.